¿La Cafeína es un riesgo para la salud?

El consumo de cafeína puede ser riesgoso si sufres hipertensión.

Después de los aceites comestibles y el té, el café es el producto de tipo “commodity” más consumido en el mundo. Se estima que, al menos, el 30 % de la población mundial consume como mínimo una taza de café al día, siendo parte de sus hábitos de nutrición.

Los efectos más comunes de la cafeína son la activación del sistema nervioso central generalizado, reducción de la sensación de cansancio y fatiga, aumento del estado de alerta, aumento de la capacidad para mantener un esfuerzo intelectual y aplazamiento del estado de vigilia.

El aporte de cafeína por cada taza va a depender del origen del café y de la forma de preparación, donde 150 cc aportan entre 90 y 200 mg de cafeína. Las personas adultas que no tienen alguna patología asociada, pueden incluir el café en su nutrición y la recomendación es moderar el consumo a entre 3 y 4 tazas al día, lo que no sería perjudicial para la salud. Por otro lado, existen algunos casos especiales en que la cantidad diaria admitida es menor.

Habitualmente el consumo de café se asocia al tabaquismo, hábito en que muchos estudios resulta contundente. Hoy en día se han realizado numerosos estudios epidemiológicos en diferentes países destinados a caracterizar los efectos bioquímicos y fisiológicos de la cafeína.

Cafeína e hipertensión

La hipertensión es uno de los mayores riesgos de enfermedad cardiovascular. La cafeína puede aumentar los niveles plasmáticos de las hormonas del estrés (adrenalina, noradrenalina y el cortisol) de lo cual podría esperarse un efecto hipertensivo. Pero también algunos investigadores concluyen que sus efectos antioxidantes contrarrestarían el factor hipertensor.

Cafeína en el embarazo y lactancia

La cafeína puede atravesar libremente la placenta. Ni el feto ni la placenta tienen la capacidad para metabolizar la cafeína. Hasta los ocho meses de gestación, el feto no posee las enzimas hepáticas para metabolizar la cafeína. Por otro lado, el recién nacido también es incapaz de metabolizar totalmente la cafeína, por lo cual como mecanismo compensatorio la elimina por la orina. La vida media de la cafeína en un neonato se estima en el rango de 50 a 100 horas, siendo en un adulto de 6 horas. Por lo que un alto consumo de café durante la lactancia puede producir irritabilidad y alteraciones del sueño en el bebé. Se considera que un consumo moderado de café (2 tazas al día) no tiene efectos adversos en la salud del lactante.

En conclusión, el consumo excesivo de cafeína o de café está asociado a un mayor riesgo de hipertensión arterial, pero si se bebe con moderación tiene un efecto protector, por su contenido de antioxidantes. El café durante el embarazo puede ser permitido bajo supervisión médica y durante la lactancia hasta 2 tazas de café están permitidas. En el caso de personas sin patologías asociadas la recomendación diaria es de 3 a 4 tazas de café al día.

Daniela Fauré Garcés Nutricionista Clínica Renacent.

Si has intentado innumerables dietas sin obtener buenos resultados, puedes agendar una evaluación gratuita para el Programa Nutricional de Clínica Renacent. Este programa te ayudará a reducir el 10 % de tu peso de manera equilibrada en un periodo de 1 mes y sin efecto rebote. La evaluación se realizará en nuestra clínica ubicada en Alonso de Córdova 5870, oficina 803, Las Condes, Santiago, Chile (estación Manquehue del Metro).

Referencias

El café y sus efectos en la salud cardiovascular y en la salud materna. Alfonso Valenzuela B. Centro de lípidos, INTA, Universidad de Chile y Facultad de Medicina Universidad de los Andes, Santiago, Chile. 2010.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email